Se ha producido un error en este gadget.

martes, 5 de agosto de 2008

Academia Colombia de la Lengua


A partir de 1872, se crearon varias Academias “correspondientes” de la Real Española en todos los países de habla hispana, hasta llegar a veintiuna en total, contando con la Norteamericana en 1980 en Nueva York, dirigido a los hispanohablantes que residen en los Estados Unidos. Cada Academia recibe la denominación según el país: Academia Colombiana, Peruana, Panameña, Venezolana, Mexicana, etc. Así, la Academia Colombiana se fundó en 1871, basada en el decreto de la Real Academia Española por el cual se autorizaba la creación de Correspondientes. En la elaboración intervino José María Vergara y Vergara, Miguel Antonio Caro y José Manuel Marroquín, todos hombres ilustres de letras. De esta manera, el 6 de agosto de 1872 se instaló formalmente la Academia. Además de los fundadores ya mencionados, hubo otras nueve personalidades de la filología, la educación, la política y la literatura, completando el número de doce, en recuerdo de las primeras chozas con que se fundó la ciudad. Cronológicamente ésta fue la primera de las veintiún Academias. Se trata de una corporación autónoma, cuyo objetivo es el de trabajar en la “defensa y cultivo del idioma común, y velar porque su natural crecimiento no menoscabe su unidad”. Esto gracias a que la lengua es viva y va creciendo, con el peligro de que ese crecimiento no se haga conforme a su propia índole y desarrollo histórico. Estimula el progreso y desarrollo de la lengua, y procura señalar los términos y giros defectuosos que se van introduciendo en ella. Se ha distinguido por la afición a los estudios gramaticales y por el esmero en hablar y escribir de la manera más correcta posible. El lema de la Academia Colombiana se inspira en el grito de los polacos oprimidos hace siglos, que se lanzaron a defender sus hogares, lenguas y tradiciones: “La lengua es la patria”. Entre sus actividades iniciales la Corporación celebró numerosas sesiones, cuyo resultado fueron varios trabajos de gran valía en el orden lingüístico y literario que se publicaron en el Repertorio Colombiano, una de las revistas más importante de su época en Sudamérica. Posteriormente esos trabajos se reimprimieron después en el Anuario de la Academia Colombiana. Actualmente, la Academia se ocupa de estudios del lenguaje quincenalmente cada lunes en el fomento de la filología hispánica y la literatura nacional. También colabora con la Real Española y las demás “asociadas”, en la preparación de la Gramática y el Diccionario Oficial, convoca a certámenes públicos, y publica el Boletín que recoge documentos de los académicos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

vozMe.com